Aborto de niños con discapacidad

Los partidarios del aborto por nacimiento parcial dicen que la mayoría de los abortos por nacimiento parcial se llevan acabo en los casos en que el feto sufre de anomalías o defectos graves. Sin embargo, el abortista Martin Haskell le dijo al American Medical News [Noticias Médicas Americanas] (5 de julio de 1993) de que la mayoría de sus abortos de nacimiento parcial eran electivos, es decir, no había ninguna razón médica para el aborto.

El abortista del estado de Ohio, Martin Ruddock le dijo al periódico The Washington Post (17 de septiembre de 1996) que más de la mitad de sus abortos de nacimiento parcial implica a fetos normales.

Ron Fitzsimmons, Director Ejecutivo de la National Coalition of Abortion Providers [Coalición Nacional de Proveedores de Aborto], le confesó al American Medical News (3 de marzo de 1997) que «mintió entre dientes» durante una entrevista en 1995 con el programa Nightline de la cadena ABC cuando dijo que las mujeres tenían abortos de nacimiento parcial sólo en las circunstancias más extremas de peligro de la vida o la anomalía fetal. Fitzsimmons llegó a decir que la gran mayoría de estos abortos se realizan en bebés sanos y madres sanas.

Guiados por ultrasonido, los abortistas agarran la pierna del bebé con los fórceps

La pierna del bebé es jalado hacia el canal de parto

El abortista saca el cuerpo entero del bebé, con excepción de la cabeza

El abortista inserta con mucha fuerza un par de tijeras al cráneo del bebé. Después, las tijeras son abiertas para ensanchar la apertura 

El par de tijeras es removido y un catéter de succión es insertado.  El cerebro del bebé es succionado, causando el colapso del cráneo.  El bebé muerto, después, es removido

Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit