La democracia nunca dura mucho y se autodestruye

Nena Arias | 1 de febrero de 2021

“La democracia nunca dura mucho. Pronto se desperdicia, se agota y se mata.
Nunca ha existido una democracia que no se haya suicidado”.
– John Adams, segundo presidente de EE. UU.

En nuestros días, la democracia, como forma de gobierno, es alabada en todo el mundo. La gente piensa que, si promueven la democracia en su nación, van en la dirección correcta como pueblo. Pero en realidad, es el principio del fin para cualquier nación.

¿Por qué confiamos tanto en la opinión de las mayorías para que nos gobiernen cuando no estamos seguros de que los valores, el razonamiento y los deseos de las masas sea el camino para seguir? La historia muestra que las masas han aclamado a dictadores despiadados para que sean sus gobernantes.

La democracia como forma de gobierno tiene un lado muy oscuro y nunca termina bien.

Se atribuye una cita al Dr. Alexander Tyler, un profesor escocés del siglo XVIII y es la siguiente: “Una democracia es siempre de naturaleza temporal; simplemente no puede existir como una forma permanente de gobierno. Una democracia seguirá existiendo hasta el momento en que los votantes descubran que pueden votarse generosos obsequios del tesoro público. A partir de ese momento, la mayoría siempre vota por los candidatos que prometen mayores beneficios del tesoro público, con el resultado de que toda democracia finalmente se colapsará por una política fiscal laxa, que siempre va seguida de una dictadura”.

¿Puedes creer que con el tiempo las cosas se ponen tan mal en una democracia que la gente pensará que está mejor en manos de un dictador? Los abusos que ocurren en una democracia no solo se vuelven tan insoportables, sino que son insostenibles y siempre colapsan a una nación.

¿Puede una democracia tener unidad sin estar de acuerdo con los mismos valores básicos? ¡Es imposible! “¿Andarán dos juntos, a menos que se pongan de acuerdo?” (Amos 3:3) Hablamos de labios para afuera de los valores declarados en la Declaración de Independencia de la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad, que incluye la propiedad. Pero ¿dónde está el derecho a la vida cuando millones no están seguros ni siquiera en el vientre de su madre? ¿Dónde está la libertad con un gobierno tan desmesurado y exagerado que nos sobrecarga cada segundo del día y especialmente cada día de pago cuando vemos todas las deducciones de nuestras ganancias? ¿Cómo podemos perseguir la felicidad cuando se pierde la definición real de felicidad? ¿Cómo podemos perseguir nuestra prosperidad cuando todo lo que tenemos ya le pertenece al gobierno y, por cualquier tecnicismo, pueden quitárnoslo? ¡Incluso cuando morimos, el gobierno reclama una gran parte de lo que hemos acumulado para dejarle a nuestros hijos y nietos!

No, queridos amigos, la forma más elevada de gobierno es el autogobierno guiado por los principios de Dios. Estos están delineados muy claramente en los Diez Mandamientos y su reglamentación. No hay otra forma de gobierno que pueda reemplazar el orden de Dios para vivir correctamente.

Cuando una persona se hace responsable ante Dios y sus valores para toda la vida, no necesita otra forma de gobierno porque el gobierno de Dios es perfecto, y ya está construido dentro de cada ser humano a través de lo que llamamos una conciencia que nos alerta sobre lo correcto y lo incorrecto. Cuando los humanos se desvían del gobierno de Dios, es el principio del fin para ellos, a menos que tengan un cambio. No hay suficientes leyes que se puedan legislar para gobernar un corazón rebelde y contumaz.

Seguir los valores de Dios para la vida nos asegura que la voluntad de Dios se está haciendo en nuestras vidas como en el cielo, al igual que Jesús oró: “Venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo” (Mateo 6:10). El cielo también se guía por los mismos principios, y la vida en el cielo es perfecta.

“Pero el fruto del Espíritu es: amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y dominio propio. Contra tales cosas no hay ley.”
(Gálatas 5:22-23)

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on reddit
Reddit
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit