Perder tu vida en trivialidad te está arruinando

Nena Arias | 7 de junio de 2021

Con tanta tecnología a nuestro alcance y bloqueos pandémicos, ¿la gente está desperdiciando sus cerebros? ¿Estamos viviendo en un momento en el que demasiadas personas pasan una cantidad excesiva de tiempo en la nada al pasar horas al día en sus teléfonos, entretenimiento, videojuegos, computadoras, pantallas y YouTube, etc., y no lo suficiente en cosas con un valor positivo duradero?

¿Han cambiado las personas en estas últimas décadas debido a la atrofia cerebral y el pensamiento de baja calidad? La gente se está convirtiendo en lo que consume. Están obsesionados con las trivialidades y como están consumiendo la información de las mismas fuentes, suenan como grabaciones que repiten una y otra vez textualmente los pensamientos y conclusiones de los demás en lugar de expresar conversaciones inteligentes a través de sus propios procesos. Saben más sobre las celebridades y sus vidas privadas que sobre la condición del mundo que los rodea. Muchos tienen opiniones, pero están controlados políticamente. Mucha palabrería, pero nada de acción.

Muchos de nosotros podríamos estar de acuerdo en que, desde que la televisión y la radio se inventaron y se utilizaron ampliamente, junto con el embrutecimiento de la educación, la mente comenzó a volverse aburrida y perezosa. Si eso fue entonces, ¿qué podemos decir ahora cuando la tecnología moderna ha despertado un apetito insaciable por más y más aparatos que no desarrollan verdaderamente la mente personal con pensamiento crítico? Además, los estudios han demostrado que con todos estos mensajes de texto, desplazarse, hacer clic y mirar y esta pandemia, ha brindado una gran oportunidad para que las personas hagan un inventario de cómo les va en su vida. La gente se sorprende de lo verdaderamente vacías que están sus vidas a pesar de estar siempre tan «ocupadas». ¿Para qué sirve todo y qué resultado duradero queda que vale la pena tener? ¿Vale la pena todo el tiempo invertido que nunca se recuperará? Incluso la tasa de suicidios está aumentando porque la nada los abruma. La gente quiere atribuirlo solo a los trastornos mentales, pero ¿será eso?

Llenar la cabeza con pequeñas distracciones – un buen programa, un artículo interesante, un video de YouTube tentador, un seguimiento en Twitter y mensajes de texto incesantes – se han convertido en lo que la gente usa para llenar su tiempo y su cerebro. Pero, ¿cómo pueden esos tiempos que pasan ofrecer algún tipo de fuerza sólida y dirección para los desafíos reales de la vida? ¿Es de extrañar que la adicción a las drogas esté aumentando? Demasiadas personas optan por adormecerse en lugar de realmente examinar y enfrentar los desafíos de frente. Las cosas triviales son más entretenidas y fáciles de conseguir. La adicción a la superficialidad crece al pasar esas innumerables horas de distracción en las que incluso es difícil mantener la atención fija de una persona en una conversación sin que esté mirando fijamente sus teléfonos. Interrumpirán groseramente su conversación repetidamente al aceptar llamadas, responder mensajes de texto o revisar todas las notificaciones.

Puede parecer divertido ver videos que muestran a personas chocando con objetos, cayendo mientras caminan o sin prestar atención al cruzar la calle porque no pueden apartar la vista de sus aparatos electrónicos el tiempo suficiente para mantenerse a salvo mientras caminan o conducen. Enviar mensajes de texto y conducir se ha convertido en un peligro y las personas se lastiman o incluso pierden la vida en accidentes automovilísticos debido a estas adicciones. ¿Todo por qué?

El cerebro y el espíritu se quedan vacíos con estas cosas triviales. A menudo no se elevan por nada por encima de ellos mismos porque todo su mundo se trata solo de ellos. El egoísmo y la ociosidad son los talleres del diablo. La gente es tan maleable que cae directamente en sus manos. Los médicos, abogados, psicólogos y psiquiatras se han convertido en los dioses de estas generaciones modernas. La gente busca en ellos ayuda para hacer frente a la vida y se preguntan por qué y se confunden cuando nada de lo que ofrecen esos profesionales bien intencionados funciona lo suficientemente profundo. Solo ayudan a ganar un poco de tiempo solo para caer más profundamente cuando los problemas se presentan de una manera aún más fuerte.

Esta forma trivial y superficial de afrontar la vida ha contagiado a nuestra sociedad inmensamente. ¡A propósito de pandemias sociales! Estamos infectando a las generaciones futuras con toda esta nada. ¿Es de extrañar que no puedan encontrar su verdadera identidad y sientan que nada importa porque encuentran las cosas importantes de la vida vacías de verdadero significado?

Para estas generaciones más jóvenes no es gran cosa abortar a un ser humano por nacer, después de todo, es solo una «masa de células». Sí, tomemos la riqueza de los ricos y distribuyámosla, ¿por qué deberíamos rompernos la espalda trabajando cuando ellos tienen tanto «explotando» a los demás? Etc., etc., etc.

La trivialidad y la superficialidad no solo están arruinando a las personas, sino que también están afectando a toda nuestra sociedad. ¿Estamos en el camino del colapso total como las grandes civilizaciones del pasado? ¿Tenemos tiempo para cambiar esta tendencia destructiva o es demasiado tarde para nosotros y es solo una cuestión de tiempo en nuestro futuro cercano que nos derrumbaremos también, y nuestros lamentos serán horrendos?

Vivir la vida de manera irresponsable siempre traerá lamentos. ¡Despierta, Estados Unidos!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on reddit
Reddit
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit