Luces de Navidad: un «recordatorio de sesgos sistémicos»

Nena Arias | 14 de diciembre de 2020

¿Qué ha causado un pensamiento tan distorsionado en Estados Unidos? De otros lugares se pensaría, pero está sucediendo aquí.

¿Puedes creer lo que sucedió después de que una enfermera de Minnesota que trabaja con pacientes con coronavirus puso luces de Navidad en su casa? Una vecina cobarde y anónima le dejó una carta reprendiéndola porque las luces representaban «un recordatorio de los prejuicios sistémicos contra nuestros vecinos que no celebran la Navidad o que no pueden permitirse el lujo de encender sus propias luces».

La enfermera recibió la carta, que decía:

“No pude evitar notar tu exhibición de luces navideñas. Durante estos tiempos sin precedentes, todos hemos experimentado desafíos cuyas palabras casuales simplemente no describen lo que estamos sintiendo. La idea de luces centelleantes de colores es un recordatorio de las divisiones que continúan atravesando nuestra sociedad, un recordatorio de los prejuicios sistémicos contra nuestros vecinos que no celebran la Navidad o que no pueden permitirse el lujo de poner sus propias luces.

Debemos hacer el trabajo de educarnos sobre el impacto dañino que puede tener un despliegue externo como el suyo. Los desafío a respetar la dignidad de todas las personas, mientras se esfuerzan por aprender de las diferencias, ideas y opiniones de nuestros vecinos. Debemos unirnos colectivamente y desafiar estas inequidades institucionales. San Antonio es una comunidad que da la bienvenida a todas las personas y debemos exigirnos lo mejor.”

¿Te sobresalta la hipocresía al leer esta carta? Esta persona cobarde, que ni siquiera tuvo la fortaleza intestinal para firmar la carta, habla de respetar la dignidad de los demás y de esforzarse por aprender de las diferencias, ideas y opiniones de los demás, al tiempo que viola este mismo principio que defiende. ¿A caso no escuchan a su propio cerebro?

La enfermera, Kim Hunt, le dijo a Fox News que ella y su esposo estaban «muy sorprendidos, conmocionados y entristecidos por la carta», y agregó: «Las luces me dan alegría después de llegar a casa del trabajo como enfermera que trabaja con COVID», dijo “Ojalá todos pudiéramos celebrar la diversidad y honrar las tradiciones de todos. Estos tiempos en los que vivimos son tan divisivos que es una declaración triste que las luces navideñas tengan que ser un objetivo».

Me alegra saber que las redes sociales intervinieron no solo para defender el derecho de esta enfermera a decorar su casa con luces, una tradición permanente en la Navidad en Estados Unidos desde el siglo XIX, sino también para ofrecerle enviarle más luces. Esta tradición de luces comenzó en Estados Unidos alrededor de 1890, los candelabros se usaron por primera vez para velas navideñas. Entre 1902 y 1914 se empezaron a utilizar pequeños faroles y bolas de cristal para sujetar las velas. Las primeras luces navideñas eléctricas se introdujeron con electrificación a partir de la década de 1880. Desde entonces, cada año la mayoría de nosotros estamos ansiosos por ver las decoraciones navideñas en los centros comerciales y esparcidas en todos los vecindarios de nuestras ciudades. Incluso nos tomamos un tiempo para pasear y ver las casas y los vecindarios decorados. No solo por la alegría que traen, sino también porque estas luces nos recuerdan la razón de la temporada, la venida de la luz del mundo: nuestro Salvador Jesucristo.

La respuesta ha sido contundente a favor del derecho de esta enfermera a decorar su casa con luces festivas y la gente incluso está ofreciendo más luces. Hunt dice que una empresa local se ha ofrecido a venir e instalar decoraciones festivas gratis a lo largo de su calle.

Los «prejuicios sistémicos» sólo existen en la mente de aquellos que quieren fabricarlos como excusas para su comportamiento deplorable y su pensamiento distorsionado.

Los invitamos a experimentar la venida del Salvador a nivel personal para que puedan ver el mundo a través de los ojos de amor, misericordia y salvación de nuestro Señor. Entonces, ellos también disfrutarán de las luces y de lo que representan.

¡Al mundo, paz, el Señor ha venido! ¡Una Feliz Navidad a todos!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on reddit
Reddit
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit