Tu corazón necesita dirección

Nena Arias | 12 de abril de 2021

Sobre todas las cosas guardadas, guarda tu corazón [espíritu], porque de él mana la vida.
(Proverbios 4:23)

Ciertamente, en algún momento de tu vida has escuchado la expresión “Sigue a tu corazón”. La gente cree eso o cuando lo escucha de otros, parece pensar que está dando el mejor y más profundo consejo cuando suelta esta frase de sus labios. Aquellos que lo reciben piensan que su corazón siempre está en lo correcto y los conducirá en la dirección correcta. Miran su corazón como una brújula precisa que sin duda los llevará al lugar correcto donde pueden encontrar la verdadera felicidad. Pero la verdad del asunto es que nuestros corazones necesitan dirección y el control de eso está en nuestras manos. El corazón solo puede guiarnos en la dirección correcta si lo hemos moldeado y dado forma con las instrucciones correctas, al igual que las señales de tráfico nos llevan al destino que hemos seleccionado para ir. Nuestro corazón no es diferente; necesita dirección.

Como puedes ver, la frase “sigue a tu corazón” no solo puede ser engañosa sino muy peligrosa. Tu corazón puede estar diciéndote lo que anhela y desea y esa es la parte peligrosa porque todos los seres humanos nacen con una naturaleza caída en pecado que nos empuja en la dirección equivocada. Jeremías 17:9 dice: “Engañoso es el corazón, más que todas las cosas, y sin remedio. ¿Quién lo conocerá?” Sin sanar nuestro corazón del pecado, puede llevarnos por un camino peligrosamente equivocado en la vida.

Entonces en lugar de decir «sigue tu corazón», Proverbios 23:19 nos dice «dirige tu corazón» en el camino que realmente quieres ir. Debemos almacenar la sabiduría, el conocimiento y la comprensión verdaderos para que nuestro corazón tenga algo bueno de que echar mano cuando necesitemos la instrucción de Dios y de los demás. La Palabra de Dios es el verdadero mapa para la vida. Si nos sintonizamos humildemente con la voz de Dios a través del estudio de su Palabra, encontraremos la mejor dirección disponible. Dios nunca nos conducirá mal.

Wooden-hearts-beautiful-love-HD-wallpapers

Nuestro corazón debe alejarse de las mentiras, las concupiscencias, los antojos pecaminosos, el odio, las ambiciones desmesuradas, la venganza, la amargura, la codicia, los excesos, la envidia y la codicia. Creo que con eso ya te haces una idea. Un corazón pecador no puede hacer todo esto por sí solo. El sentimiento de moda “si se siente bien, hazlo” ha arruinado a generaciones enteras últimamente y está envenenando nuestra cultura y forma de vida. Vemos los resultados negativos de la gente que simplemente está «siguiendo sus corazones» sin sanarlos del pecado que solo se hace a través del poder limpiador de Dios a través de nuestro Señor Jesucristo. Una vez que te entregas verdaderamente a Cristo, debes seguir un buen cambio, si esto no sucede y no hay ningún cambio en tu vida, algo anda mal. Debemos morir conscientemente al viejo yo y forma de vida y poner un nuevo yo renovando nuestras mentes y transformándonos en los pensamientos y valores de Dios para vivir.

Siempre debemos estar conscientes de la guerra por nuestros afectos que se desarrolla en nuestro corazón. Elegimos dónde queremos colocarlos. Si dejamos que la Palabra de Dios nos hable y la obedecemos, seremos guiados en la dirección correcta y lejos del mal y el peligro. Para este trabajo, debes conocer la sabiduría de Dios y sus leyes. Pídele a Dios discernimiento de personas y circunstancias. ¡Estate siempre alerta! No te pongas en lugares que te atrapen. Piense en el futuro hasta donde puedas ver en cualquier situación dada y tome las decisiones correctas incluso antes de llegar allí.

Sí, nuestro corazón necesita la dirección constante de la forma más elevada de sabiduría que existe: Dios.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on reddit
Reddit
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit